RFID en Perecederos

La garantía al consumidor final es el beneficio más tangible en la utilización de tecnología RFID en perecederos como en alimentación, medicamentos y sanidad.


La seguridad del consumidor final es el principal objetivo a conseguir de los llamados fabricantes o productores de productos perecederos. Se consideran productos perecederos aquellos que tardan poco tiempo en perder sus propiedades, ya sea porque son frescos, o porque pierdes sus propiedades al abrir el envase u otras circunstancias.

Básicamente 4 tipos de industrias son las que se enmarcan dentro de este apartado:

Alimentación de productos frescos y precocinados

Medicamentos y preparados especiales

Bolsas de sangre

Productos técnicos industriales


Procesos dónde el RFID aporta valor

RFID Perecederos. En general, los procesos del sector alimentario y farmacéutico tiene conotaciones parecidas con diferentes exigencias. Es aquí dónde la tecnología RFID aporta un valor incuestionable que nos permite tener identificados los materiales, procesos y tareas de los operarios, arrastrando las informaciones desde el inicio hasta el embalaje final.

Por lo general se obtienen mejoras de un 20% a un 60% entre pérdidas, mermas, semi-elavorados, tareas y otros:

 

Control de la trazabilidad del contenido de cada embalaje o paquete, palet, contenedor

Gestión de cubetas, frigoríficos, carros, jabas, cajones, palots y otros, es decir, de activos circulantes

Gestión de alertas de caducidad u otras alertas personalizadas

Control de tareas en procesos productivos

Obtención de información de la situación en tiempo real

 

La gestión de la Trazabilidad es Imprescindible

 

Fechas de consumo preferente, lotes de envasado, gestión de contenedores, jabas, palots y otros; movimiento de mercancías y registro de datos en "Tiempo Real" sin la intervención humana, esos son los objetivos que Dipole puede ayudarle a conseguir.

Con el software de Dipole conseguira obtener una trazabilidad desde el origen hasta la entrega final, arrastrando todas las informaciones de los productos, procesos, maquinaria, y tareas que intervienen hasta la entrega a cliente.

Sectores de aplicación: 

 

 

Alimentación

Farmacéutico

Productos Técnicos