Adopción de la tecnología blockchain en el RFID
  • Creado el 29 de April de 2021

¿Qué implicaría la adopción de la tecnología blockchain en el RFID?

Actualmente hay más de 10 billones de dispositivos IOT, según Statista, y se prevé un aumento exponencial que puede llegar a más de 100 billones entorno 2030, tal y como predicen los analistas de Gartner. Esto implicará una cantidad muy elevada de información a gestionar y a proteger.

La gestión de la información afecta tanto a fabricantes, que quieren proteger su marca, su producto y su mercado, como a consumidores finales, cada vez más exigentes en cuanto a disponibilidad del producto y procedencia del mismo.

Se empieza a percibir un cambio en los hábitos de consumo de la sociedad; además de la voluntad de disponer del producto de inmediato, la sociedad parece estar tomando conciencia en temas sociales y medioambientales, tendencia que se hace patente con el auge de la moda eco, del coche eléctrico y del movimiento veggie. Este hecho conlleva la necesidad de un mayor conocimiento de la trazabilidad del producto, para obtener información sobre quién lo fabrica, qué métodos usa, qué políticas medioambientales tiene o cuáles son las condiciones laborales.

La tecnología RFID, explicada en el artículo ¿qué es el RFID?, ha ayudado a solventar muchos problemas de trazabilidad en las cadenas de suministro mediante la captación de datos de los productos identificados, pero aún no ha conseguido llegar al usuario final. Una de las causas radica en que las empresas no tienen forma de proteger la autenticidad de la información que le llega al consumidor, lo que lo hace poco atractivo económicamente para las marcas.

Una posible solución podría encontrarse en la tecnología blockchain, actualmente más conocida gracias al auge del Bitcoin. Y es que su funcionamiento con base matemática y su composición de bloques para transmitir la información, requiere la validación de las transacciones por múltiples usuarios, lo que proporciona la seguridad necesaria para proteger las transacciones de datos.

La combinación de las tecnologías RFID y blockchain, puede llegar a generar un extraordinario valor para las empresas. El RFID transporta y capta la información de los productos, y el blockchain protege esa información.

Un ejemplo aplicable podría explicarse mediante la protección de la autenticidad de las vacunas. Podríamos evitar falsificaciones en su adquisición mediante la lectura de un tag RFID que estuviese verificado mediante blockchain, lo que nos permitiría detectar cualquier anomalía.

Agilidad en la cadena de suministro

Cuando identificamos nuestros productos con RFID, somos capaces de trazar en qué punto de la cadena de suministro se encuentran, pero esa información solo es útil a nivel interno. A medida que se vaya extendiendo el uso del RFID, podremos ver la posibilidad de compartir la utilidad de la tecnología con los intermediarios, ya sean gubernamentales o privados.  

Mediante blockchain, podremos configurar Contratos Inteligentes, que permitan agilizar todos los trámites de las etapas de la cadena de suministro. Estos contratos verificarían la autenticidad del producto, para que, mediante la revisión de las condiciones establecidas, se lleven a cabo las transacciones sin necesidad de la aprobación de un tercero. Por ejemplo, con el registro con RFID en cualquier punto del trayecto de la mercancía y con su validación a tiempo real, se podrían generar los pagos a aduanas, facturas u otra documentación de manera automática.

Retos

La adopción de este nuevo paradigma de la tecnología, supone un reto más en la transformación digital de las compañías. Esta transformación, sólo se puede lograr con el aumento del uso de la identificación por RFID, que junto con la seguridad que ofrece el blockchain, llevará a compartir información relevante para que podamos agilizar los trámites y aumentar la productividad.

Como suele suceder, las empresas más agiles y que más recursos destine en innovación, liderarán el cambio necesario para que la combinación de RFID y blockchain se perciba como una apuesta real y logren entenderlo como una necesidad para incrementar sus beneficios sociales y económicos.

 

Edu Ventura
Responsable de Operaciones