¿Qué es RFID?

La Identificación por Radio Frecuencia (RFID) o tecnología RFID, es una tecnología que permite identificar objetos mediante ondas de radio de manera única y pudiendo captar cientos de objetos a la vez. La utilizamos en nuestro día a día más de lo que imaginamos, además de que su uso no deja de aumentar, gracias a sus múltiples ventajas que más adelante vamos a comentar.

Al contrario que otros sistemas como el código de barras o el QR, que utilizan la imagen para su identificación, el RFID utiliza las ondas de radio para capturar la información de las etiquetas RFID, con la característica de que no es necesario una línea de visión directa, por lo que solo es imprescindible que la etiqueta RFID este dentro del rango de lectura del lector o antena RFID.

En el siguiente vídeo, podemos ver cómo la tecnología RFID funciona para conseguir, en este caso, una trazabilidad del producto.

Como bien se observa en el vídeo, esta tecnología no solo se caracteriza por ser un sistema de identificación, también por la capacidad de almacenamiento de datos y la transmisión de estos entre diferentes dispositivos.

Dentro de la tecnología RFID, y dependiendo de la aplicación en la que se dará, podemos encontrar diferentes frecuencias, que explicamos más detalladamente en Tipos de sistemas RFID.

Beneficios del RFID

Con los dispositivos RFID tendremos la habilidad de identificar y rastrear objetos individuales o cajas de artículos sin necesidad de tener una visión directa aporta mucho valor a las empresas para controlar sus productos. Por ejemplo, si una empresa utiliza cajas plásticas para gestionar la logística con sus clientes, puede utilizar esta tecnología para hacerlas únicas y tenerlas identificadas en todo momento, de manera que saben cuándo salen o entran en diferentes instalaciones. Esta tecnología aporta una garantía y seguridad a los procesos tanto logísticos como productivos.

Toda la información que se obtenga con el RFID puede ser gestionado en la nube para que se conozca de forma inmediata la ubicación del producto y las acciones que se están haciendo, de esta forma se consigue una mayor productividad y se puede eliminar trabajo improductivo.

Algunos de los beneficios de la tecnología RFID se podrían resumir de la siguiente manera:

  • La tecnología RFID no necesita línea de visión.
  • Los tags RFID pueden leerse y regrabar tantas veces como queramos.
  • Las etiquetas RFID pueden ser desechables o muy resistentes para reutilizarlas si lo deseamos.
  • Los datos de los tags RFID pueden encriptarse y bloquearse para tener una mayor seguridad.
  • Las etiquetas RFID puede contener más información que otro tipo de etiquetas.
  • Los lectores RFID pueden leer cientos de tags a la vez.
  • Las etiquetas RFID se pueden imprimir con los motivos que se quiera.
  • Los sistemas RFID pueden integrarse con el ERP u otros sistemas internos para poder gestionar toda la información.

¿Qué compone un sistema RFID?

Ahora que ya sabemos lo que es el RFID podemos pasar a ver los diferentes componentes de hardware están involucrados para que el sistema RFID funcione correctamente. El sistema se compone de diferentes dispositivos RFID y estando configurado correctamente, podrá alcanzar ratios de lectura del 100%. A continuación, se expone los diferentes dispositivos y componentes de un sistema RFID.

  • Lectores RFID: el lector es la parte central del sistema RFID. Se encargan de procesar las lecturas realizadas por las antenas. Disponen de diferentes modos de lectura según la aplicación: inventario, lectura múltiple, etc.
  • Antenas RFID: las antenas envían señales de radiofrecuencia para activar los tags e interceptan las respuestas de los tags. Están conectadas con un cable coaxial a lector.
  • Etiquetas RFID: se colocan en los objetos y emiten señales cuando la antena los activa. Disponen de diferentes bancos de memoria y distancias de lectura según las necesidades de cada proceso.
  • Cables Coaxiales: para conectar lectores y antenas necesitamos cables coaxiales de diferentes longitudes, resistencias a temperaturas o cables de muy baja perdida.
  • Software: algún tipo de software siempre es necesario en un sistema RFID. A veces es solo un programa básico, otras necesitas un middleware o software complejo para gestionar cientos de lectores a la vez.

Para más información tienes a tu disposición los artículos del blog: tipos de sistemas RFID y ¿Cómo funciona un sistema RFID?

Aplicaciones RFID

Existen multitud de aplicaciones gracias a las diferentes frecuencias y elementos que existen dentro de un sistema RFID. Podemos encontrar la tecnología RFID en diferentes ámbitos de nuestro día a día, desde la recepción de mercancía de una empresa, pasando por la identificación de los participantes de una carrera deportiva, hasta por la pasarela de pago de una tienda.

A continuación, comentamos algunas de las aplicaciones RFID que encontramos:

  • Gestión de inventarios

Una de las aplicaciones más conocidas dentro de la tecnología RFID, es la gestión de inventario tanto en grandes o pequeños almacenes. Las diferentes posibilidades que existen de etiquetas RFID y hardware RFID, posibilita una lectura de datos en diferentes tipos de productos o entornos, ya sean más complejos como entornos con metal, o menos complejos como el inventario de una tienda de zapatos.

  • Trazabilidad de activos

El RFID posibilita la transmisión de todos los datos almacenados en las etiquetas RFID de cada activo o producto, consiguiendo saber la ubicación y mejorar la trazabilidad y productividad de la empresa.

  • Información ampliada

Las etiquetas RFID pueden contener la información que necesites, dependiendo de la memoria que tenga, por lo que puedes controlar de esta forma aquella información que sea necesaria para su negocio, como por ejemplo la caducidad de los productos o medicamentos.

  • Supervisión de entradas y salidas de mercancía

Gracias a los diferentes elementos RFID que existen, como los portales y arcos RFID, o la multitud de posibilidades que existen con el hardware RFID, conseguimos una supervisión total de las entradas y salidas de mercancía de una empresa.

  • Autentificación de productos

La tecnología RFID consigue autentificar productos de forma precisa, consiguiendo rapidez en los procesos productivos o logísticos de las empresas.

La mayoría de estas aplicaciones han aparecido estos últimos años, la tecnología está creciendo rápidamente sobre todo con el internet de las cosas (IOT) y la Industria 4.0. Si tienes dudas sobre lo que es el RFID y cómo aplicarlo puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Formulario de contacto

¿Podemos ayudarte?
Encuentra la solución o el producto RFID que cumpla tus necesidades de negocio.
Pregúntanos para ayudarte a encontrar la decisión correcta.

Aceptar los términos es obligatorio.