Congelados de Navarra implementa RFID para gestión de expediciones

Las soluciones RFID para la identificación inteligente aseguran optimizar una amplia gama de procesos empresariales en cualquier sector de mercado.

Apostar por la digitalización ha dejado de ser una opción, garantizar las expediciones, tener un control real del inventario, optimizar los procesos o agilizar la cadena de suministro se han vuelto indispensables hoy en día.

Es el caso de Congelados de Navarra, uno de los líderes europeos en la fabricación y comercialización de verduras y soluciones congeladas tanto para el canal retail, food service, como industria, encontraron en Dipole un partner estratégico que le ofreció una solución a medida

El Sistema RFID de Dipole, ha permitido a congelados de navarra garantizar las expediciones. ¿Pero qué es y cómo funciona la tecnología RFID? Cada palet es identificado con una etiqueta RFID y mediante un lector RFID o pórtico en la zona de paso o muelles somos capaces de controlar el movimiento del palet e informarlo al sistema de gestión del cliente.  

La implementación de la Tecnología RFID de Dipole permitió a Congelados de Navarra tener un control preciso sobre cada etapa de su cadena de suministro, eliminando errores en cargas, automatizando los procesos logísticos, generando así, una mayor satisfacción de los clientes.


El equipo de IT de Dipole junto con el de Congelados de Navarra trabajaron juntos hasta cumplir con todas las expectativas.
La colaboración entre estas dos empresas  ha demostrado ser un caso de éxito en la implementación de tecnología RFID para mejorar la eficiencia y visibilidad en la cadena de suministro.

En el siguiente vídeo, podemos ver el resultado ofrecido:

Para obtener más información sobre cómo funciona un sistema RFID puedes ampliar la información en este post de Dipole: ¿Qué es RFID?

 

Formulario de contacto

¿Podemos ayudarte?
Encuentra la solución o el producto RFID que cumpla tus necesidades de negocio.
Pregúntanos para ayudarte a encontrar la decisión correcta.

Aceptar los términos es obligatorio.